Aderezo

Con la tecnología de Google Traductor

Con la tecnología de Google Traductor

Inicio » Entre uvas y taninos » En qué copas debe servirse el vino

tipos_vinos-e1646958742263

En qué copas debe servirse el vino

Una de las preguntas más frecuentes que existen respecto del vino es: ¿en qué copas debe servirse el vino? ¿hay alguna diferencia entre ellas? ¿el material de las copas importa? Todas ellas son cuestiones importantes de las que hablaremos el día de hoy. En primer lugar: en qué copas debe

COMPARTIR


Una de las preguntas más frecuentes que existen respecto del vino es: ¿en qué copas debe servirse el vino? ¿hay alguna diferencia entre ellas? ¿el material de las copas importa? Todas ellas son cuestiones importantes de las que hablaremos el día de hoy. En primer lugar: en qué copas debe servirse el vino y por qué razón se hace así. 

La copa tiene básicamente tres partes: la parte superior, que es el recipiente donde se vierte el vino; el segundo es el “tallo”, que es de donde debe tomarse la copa para beber el vino, y en tercer lugar está la base. Esta forma existe por varias razones peculiares. El recipiente superior tiene forma circular, y la parte inferior suele ser más ancha que la apertura en la parte superior. El propósito de lo anterior tiene su razón de ser en los aromas y los sabores del vino. Mientras que el líquido cae al fondo del contenedor, la apertura que se va cerrando en la parte superior concentrará más los aromas del vino y permitirá que podamos olerlo de forma más precisa.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es COLUMNA-VINOS_FEDERICO_LING_-4-1.jpg
Foto. Federico Ling

El tallo de la copa permitirá que la tomemos desde allí, para evitar sostener el recipiente directamente con nuestra mano, y así impediremos que el vino se caliente por el contacto entre ambos. El vino debe servirse a una temperatura determinada y por ello no debemos tomar el recipiente directamente. Además de eso, sostener la copa desde el tallo nos permitirá observar mejor el color del vino, inclinar la copa a contraluz o sobre un fondo blanco para distinguir el perfil de este, o bien, agitar la copa con delicadeza para liberar los aromas en el vino y poder apreciarlos mejor. Como último punto mencionaré que esto además tiene una consideración estética, puesto que así evitaremos también dejar nuestras huellas en la copa. La base fungirá como soporte (e incluso es permitido tomar la copa desde allí) o bien, poner la copa sobre la mesa y agitarla con mayor precisión y soporte. 


Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es copas_-1-e1688752838998-1024x512.jpg
COMPARTIR